Skip to content

Por miedo a Elba Esther, Lujambio censura a Latapí

diciembre 13, 2009

En la columna Desfiladero de Jaime Avilés de la semana pasada, aparece una información que tiene relación con el fraude electoral del 2006 y el papel ejercido por Elba Esther. Esta información viene de una autoridad en el campo de la investigación educativa, el Dr. Pablo Latapí Sarre.

El Dr. Latapí Sarre, sabiéndose cerca de la muerte, por una enfermedad, quiso dejar un último testimonio de sus preocupaciones y su visión de México, mediante la escritura de un libro. Pero lo que ahí dijo, preocupó notablemente a algunos políticos en el poder.

En su columna Desfiladero del 5 de Diciembre del 2009 dice Jaime Avilés:

Otros ojos, menos generosos, observaban con angustia la gestación del libro, y otras manos se tronaban nerviosas e inquietas los dedos, sin saber qué hacer. Entre ellas, especialmente, las del nuevo “secretario” de Educación Pública, Alonso Lujambio.

Y todo porque en las páginas 38, 39 y 40 de su libro, Latapí insertó un capítulo denominado “El SNTE. Su poder”, que fustiga sin clemencia a Elba Esther Gordillo. El “control corporativo sindical –escribe– construido en 70 años de priísmo, se ha vuelto factor y condición esencial para la gobernabilidad del país. En los nueve años de gobierno panista no sólo no se ha intentado desmantelar el poder sindical, sino que se han reforzado sus alianzas con él. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) es parte fundamental de ese poder y así hay que entenderlo: más que una asociación gremial que defiende los intereses laborales de los maestros, es un grupo político que lucha por conservar y ampliar sus territorios y formas de influencia”, denunció don Pablo, antes de agregar en una nota a pie de página:

“De 2006 a la fecha, la actuación descarada de la lideresa Elba Esther Gordillo así lo demuestra; ahora se dedica, y con éxito, a ‘vender votos’ en coyunturas electorales precisas, y lo hace aprovechando a los maestros, a los que ha capacitado para este oficio”. Más adelante, en otra nota a pie de página, Latapí abunda: “La renuncia de la secretaria (Josefina) Vázquez Mota es, en este contexto, un acto ambiguo: hay elementos para considerarla como victoria de Elba Esther Gordillo, así como la ratificación posterior de su yerno, Fernando González, como subsecretario de Educación Básica…”

La consecuencia más “funesta” de esta situación, prosigue Latapí, es “la reducción real del poder educativo del Estado”, ya que “el margen de acción de las autoridades está severamente acotado por la intromisión sindical en casi todas las áreas de la política educativa, por lo que suele decirse que hay un clandestino cogobierno de la educación (que a veces se manifiesta sin pudor político alguno)”.

Cuando Lujambio se enteró de que el Fondo de Cultura Económica iba a divulgar estas feroces opiniones de una personalidad tan distinguida, le envió un mensaje a don Pablo con la atenta “súplica” de que eliminara esos párrafos, aseguran fuentes que atestiguaron la escena. Pero Latapí se negó de manera terminante. “Si no quieren que diga eso entonces no les doy el libro”, respondió, seguro de que éste aparecería sin duda bajo otro sello editorial, y con el relato de la vergonzosa petición de Lujambio a guisa de prefacio.

Usted puede leer la columna completa dando click aquí.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: