Skip to content

Manchadas de dolor, gran parte de las ganancias de empresas alimentarias

agosto 19, 2010

Perujo/Osito Bimbo

  • Los ciudadanos podrían repudiarlas: senador Tamborrel

    Fernando Camacho Servín

    Periódico La Jornada
    Jueves 19 de agosto de 2010, p. 38

    Buena parte de las ganancias de las empresas productoras de comida chatarra están manchadas de dolor, sufrimiento y hasta de sangre, porque si bien son legales, quizá no sean tan éticas, ya que fueron construidas perjudicando de la salud de sus consumidores, afirmó Guillermo Tamborrel, presidente de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables del Senado.

    A propósito de la realización este miércoles del segundo Foro de los trastornos de la conducta alimentaria, en el Polyfórum Siqueiros, el legislador consideró que las medidas anunciadas recientemente por las secretarías de Salud y Educación Pública para combatir el sobrepeso en los niños y adolescentes del país son insuficientes, ya que el problema es mucho más complejo.

    No resto valor a lo que se ha logrado, pero el acuerdo debió extenderse a muchos ámbitos fuera de la escuela. Ahí se empiezan a construir hábitos alimenticios más saludables, pero falta que las industrias asuman su responsabilidad en el tema y que se comprometan más todos los estados y municipios, señaló.

    Por fortuna, añadió Tamborrel en entrevista telefónica, se está generando mucha más conciencia en la gente sobre el problema de la obesidad en México, y si los ciudadanos perciben que las empresas no hacen nada por remediarlo, podrían tomar medidas más enérgicas para repudiarlas.

    Aunque ha habido mucha discusión pública en relación con el tema del sobrepeso, no se deben perder de vista otros trastornos graves de la alimentación, como la anorexia y la bulimia, que parecen haber caído en el olvido, pero también son muy difíciles de curar.

    Por su parte, el investigador de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza, de la Universidad Nacional Autónoma de México, Juan Manuel Mancilla, consideró que las limitaciones a la venta de frituras, pastelillos y bebidas azucaradas en las escuelas son un avance que forma parte de una serie de aproximaciones sucesivas para abatir los índices de obesidad en el país.

    Este fenómeno –señaló– está presente en todas las clases sociales –ya sea por falta de recursos o de cultura gastronómica–, y para combatirlo es necesario difundir con más insistencia entre la población los hábitos alimenticios sanos y la necesidad de hacer ejercicio.

    Araceli Aispuru, directora de la Fundación Mexicana contra la Anorexia y la Bulimia Ellen West, señaló que en el foro hay más de 300 propuestas de funcionarios, universidades y ONG sobre el tema, que en breve serán llevadas al Poder Legislativo para su debate y eventualmente hacerlas parte de algunas leyes.

    La epidemia de obesidad –dijo– es más un problema de educación que de falta de dinero, y parte de su origen se encuentra también en las agresivas campañas publicitarias dirigidas a los niños, que les ordenan consumir, al mismo tiempo que les inculcan un modelo de belleza de delgadez extrema.

    Anuncios
    No comments yet

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: