Skip to content

IFE: despidos y renuncias

septiembre 4, 2010

Alberto Aguirre M.

El Economista

3 Septiembre, 2010 – 00:53

El aviso llegó vía electrónica a todos los usuarios de la Intranet del Instituto Federal Electoral. Era una convocatoria para escuchar, a la 1:30 de la tarde de este jueves 2 de septiembre, una grabación. Era el audio del “mensaje del doctor Alberto Alonso y Coria, director ejecutivo del Registro Federal de Electores”.

Fue un hecho inédito. Nunca -a lo largo de las casi dos décadas que ha funcionado este organismo autónomo- un mando medio había gozado de tales privilegios.

No se trataba de cualquier funcionario. El titular del RFE tenía bajo su resguardo el padrón y la lista nominal de electores, y podía disponer de un partida presupuestal de 1,700 millones de pesos en el 2011.

La apertura del canal interno de comunicación fue una de las condiciones que impuso Alonso y Coria al consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, y al secretario ejecutivo, Edmundo Jacobo, para renunciar entregarles la plaza.

Hacia afuera, se trata de una renuncia “por razones de índole personal y así convenir a mis intereses”, que tendrá efecto a partir del 1 de septiembre del 2010. Al seno del IFE queda claro que el pleito que sostenían el Director del RFE y el Secretario Ejecutivo se resolvió en favor del segundo.

De nada le sirvió al doctor Alonso y Coria haberse acogido a la protección de los consejeros electorales Marco Antonio Baños y Benito Nacif, quienes llevaron al IFE a situaciones límite en la negociación con la Secretaría de Gobernación, que encabezaba Fernando Gómez Mont, de la Cédula de Identidad Ciudadana. Tampoco fue suficiente mérito que hubiera forzado a buena parte del personal de confianza a despidos, disfrazados de renuncias voluntarias.

Tampoco le valieron los años de servicio. En una primera etapa, como externo, trabajó en la implementación del Programa de Resultados Electorales Preliminares y después, en los comicios presidenciales del 2000, prestó servicios de asesoría, como parte del staff de Unicom. En el 2002 se hizo cargo del Registro Federal de Electores. Su antecesor -como ahora él- había salidó en medio de un escándalo.

Alonso y Coria nunca fue acusado de malversar fondo. Sí, en cambio, vio comprometido su desempeño cuando se supo de la venta del padrón, en los casos de Choice Point y de la comercialización en Tepito de las bases de datos electorales.

Además, enfrentó procedimientos administrativos por su prepotencia y autoritarismo, que nunca fueron sancionados por la Contraloría del IFE. El caso emblemático se dio con la salida forzada de su secretario particular, Erubiel Tirado, quien terminó denunciándolo por el despido y las formas injustificadas e ilegales de su salida.

No se trataban de meros conflictos laborales, sino de la constatación de un comportamiento institucional alejado de los principios que le dieron vida al IFE como instrumento garante de la función electoral. “La gota que derramó el vaso” -dicen en el IFE- fue su intentona por despedir a Flavio Cienfuegos, quien además de la antigüedad, acumulaba su adscripción al Servicio Profesional de Carrera. Justamente el Secretario Ejecutivo lo rescató y lo reubicó en la Unidad de Evaluación.

Alonso y Coria se va enfrentado con Jacobo Molina, quien fue el encargado de pedirle su plaza por instrucciones de Valdés Zurita. La vacante en el RFE es ocupada por Eduardo Rojas, quien se venía desempeñando como Coordinador Administrativo de ese organismo y es compadre del consejero electoral Francisco Guerrero. Además del expertise técnico, cuenta con una probada experiencia financiero-administrativa. En contra tiene su cercanía con algunos líderes relevantes del PRI nacional.

Con el RFE acéfalo, quedan huérfanos dos de los proyectos estratégicos del IFE, que son la actualización del padrón electoral y renovación de las credenciales 03 y 09, y la culminación de las negociaciones para la implementación de la Cédula de Identidad Ciudadana.

Si Rojas no es ratificado en el cargo, al cargo podrían llegar María Elena Homs o Juan Manuel Herrero.

EFECTOS SECUNDARIOS

ADELANTO. Los magistrados del Tribunal Electoral dictaminarán, en los próximos días, el recurso de impugnación promovido por la coalición Durango nos Une contra la validez de la elección del priísta Jorge Herrera Caldera. Al margen del litigio que resolverá la Sala Superior siguen los preparativos de la toma de posesión, que se efectuará la noche del martes 14 en Gómez Palacio, en una sesión solemne del Congreso local, que ayer se instaló en medio de sorpresas y exabruptos.

UNIDAZOS. No hay convocatoria que haga Enrique Peña Nieto a la que alguien se resista. Y allí, en el Salón Alberto del hotel Hilton de la Alameda había dispuestos 30 lugares para los gobernadores en funciones y los electos el pasado 4 de julio. El ambiente, tranquilo y relajado. Sin tantos protagonismos o fricciones. Y después de un desayuno abordaron el autobús que los trasladó a la plancha del Zócalo para asistir al mensaje del presidente Felipe Calderón con motivo del IV Informe de Gobierno.

LUTO. Nuestro más sentido pésame a la familia del queridísimo escritor Germán Dehesa.

aaguirre@eleconomista.com.mx

El aviso llegó vía electrónica a todos los usuarios de la Intranet del Instituto Federal Electoral. Era una convocatoria para escuchar, a la 1:30 de la tarde de este jueves 2 de septiembre, una grabación.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: