Skip to content

Privilegios a la IP, mito que cuesta $201 mil millones

septiembre 29, 2010

  • La cifra corresponde a exenciones, subsidios, deducciones y créditos, entre otros beneficios
  • Sacrificio fiscal por $201 mil millones para empresas: SHCP
  • El renglón más relevante es el de diferimientos en el pago del ISR, con casi $69 mil millones

Juan Antonio Zúñiga

Periódico La Jornada
Miércoles 29 de septiembre de 2010, p. 26

El monto de las exenciones, subsidios, deducciones, créditos y diferimientos fiscales otorgados por el gobierno federal a las empresas implica un sacrificio calculado por la Secretaría de Hacienda en 201 mil 247.2 millones de pesos para este año.

Esa cantidad, que representa casi tres veces los 70 mil millones de pesos requeridos por el Seguro Social para sufragar sus gastos para la atención médica, corresponde a aquellos tratamientos de carácter impositivo que significan una disminución en la recaudación tributaria, y dan lugar a la aplicación de regímenes de excepción, define la dependencia en el Presupuesto de Gastos Fiscales 2010.

El documento, en poder de la Cámara de Diputados desde mediados de este año, señala que los gastos fiscales no implican una erogación de recursos o ingresos previamente obtenidos, sino que permiten a sus beneficiarios disminuir, evitar o diferir el pago de impuestos.

Las disminuciones, diferimientos y exenciones en el pago de impuestos para el sector empresarial consideran este año prescindir de 14 mil 130.5 millones de pesos por deducciones en el pago del impuesto sobre la renta (ISR), en particular por la compra de automóviles con un precio unitario hasta de 175 mil pesos, para lo cual este año el gobierno federal realiza un esfuerzo fiscal valuado en 9 mil 404.8 millones de pesos, que representan 66.5 por ciento del total de este rubro.

Las deducciones en la aplicación de impuesto empresarial a tasa única (IETU) se estiman en 5 mil 687.3 millones de pesos y 78 por ciento de esta cantidad corresponde también a la compra de automóviles hasta de 175 mil pesos.

En tanto, por la consideración en la aplicación del ISR empresarial en los regímenes sectoriales, la disminución esperada en los ingresos fiscales asciende a 7 mil 338.7 millones de pesos, para las empresas maquiladoras y para aquellas dedicadas a la agricultura, ganadería, silvicultura o pesca. Por el mismo concepto se calcula una exención con un costo fiscal de mil 744.7 millones de pesos en la aplicación del IETU.

El renglón más relevante de los gastos fiscales en favor de la actividad empresarial corresponde a los diferimientos en el pago del ISR. Por este concepto, incluido en los tratamientos diferenciales, el costo fiscal inmediato estimado por la Secretaría de Hacienda es de 68 mil 872.7 millones de pesos. Mientras para el IETU el monto calculado es de 13 mil 594.5 millones.

En el grupo correspondiente a todas aquellas disposiciones que permiten reducir el importe del impuesto a pagar a través de la aplicación de créditos fiscales, la dependencia apuntó que en este aspecto en particular destacan los diversos créditos contra el impuesto empresarial a tasa única, con un monto de 38 mil 994.7 millones de pesos que no ingresarán al erario a corto plazo. Casi dos terceras partes de ese monto, 25 mil 132.6 millones de pesos, corresponden precisamente a créditos fiscales otorgados por las aportaciones empresariales a la seguridad social.

Como subsidio para el empleo, la Secretaría de Hacienda calculó para 2010 un esfuerzo fiscal de 30 mil 635.2 millones de pesos en la aplicación del ISR empresarial. En tanto que en el gasto fiscal por facilidades administrativas en el impuesto sobre la renta empresarial se consideran 11 mil 961.6 millones de pesos.

Estas facilidades son definidas por la dependencia gubernamental como aquellos tratamientos que representan una renuncia recaudatoria, al permitir la deducción en erogaciones del contribuyente sin documentos comprobatorios que cumplan con los requisitos fiscales.

Mientras, en un renglón denominado gastos fiscales en créditos fiscales en los estímulos fiscales se consideran 8 mil 287.3 millones de pesos que no ingresarán a las arcas de la federación, principalmente por el acreditamiento de los peajes pagados en la red carretera, para el cual se estimaron 4 mil 728.1 millones de pesos.

La Secretaría de Hacienda apuntó que la integración del Presupuesto de Gastos Fiscales tiene una importancia particular para el análisis de la política tributaria, al evaluar su impacto sobre los ingresos tributarios y para identificar los beneficios que se otorgan a distintos grupos de contribuyentes a través del marco tributario.

Aclaró que las sumas de los montos de los tratamientos diferenciales son sólo una aproximación de la dimensión de la pérdida fiscal derivada de dichos tratamientos y no son equivalentes a su potencial recaudatorio.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: