Skip to content

Entrega Pemex enormes zonas de explotación a 5 trasnacionales

noviembre 3, 2010


El precio del petróleo subió ayer martes ante la debilidad del dólar, en medio de la expectativa de que la Reserva Federal estadunidense decida inyectar más dinero para reactivar la economía. El crudo estadunidense para entrega en diciembre subió 95 centavos, para cerrar a 83.90 dólares por barril, mientras el Brent avanzó 79 centavos, a 85.41 dólares. En México Pemex no publicó cotización por feriado. En la imagen, plataforma petrolera Driller III en el Golfo de México, frente a las costas de Luisiana Foto Ap

  • De nueva cuenta se contrata a Halliburton, Schlumberger, Tecpetrol, Weatherford y Baker
  • Trasnacionales experimentan en Chicontepec con tecnología onerosa
  • Para Pemex es urgente alcanzar una restitución de reservas petroleras al 100% antes de 2012

Víctor Cardoso

Periódico La Jornada

Miércoles 3 de noviembre de 2010, p. 24

Con la urgencia de alcanzar una restitución de reservas petroleras al 100 por ciento antes de 2012, Petróleos Mexicanos (Pemex) asignó cinco áreas de 10 mil kilómetros cuadrados a otras tantas empresas trasnacionales para realizar labores de investigación y desarrollo de campos productores considerados complejos, particularmente en la región de Chicontepec, al norte del estado de Veracruz.

En este esquema aparecen de nueva cuenta los nombres de empresas como Halliburton y Schlumberger, a las que en el pasado ya se les han otorgado los mayores contratos de obra, suministro de tecnología y equipos de la petrolera mexicana, incluso mediante el mecanismo de asignación directa. Figuran también otras no menos importantes como Tecpetrol, Weatherford y Baker Hughes.

Documentos de Pemex señalan que estas empresas trabajan con base en un esquema de laboratorios de campo a través de los cuales las contratistas aplican técnicas de innovación tecnológica e implementan técnicas de explotación en yacimientos de alta complejidad, lo mismo que rediseñan pozos y obras de infraestructura acordes con las condiciones de campo. Versiones periodísticas no confirmadas por la petrolera mexicana señalan que este tipo de trabajos representan un paso previo para la asignación de los llamados contratos incentivados.

Los laboratorios de campo son un esquema que permitirá la innovación tecnológica e implementación de mejores técnicas de explotación. Sus objetivos: inversión enfocada en la generación de valor; incremento de la productividad de pozos, mediante la implementación de mejores prácticas; instrumentación de soluciones tecnológicas para enfrentar actividades de alta complejidad; rediseño de pozos y obras de infraestructura acordes con las condiciones de campo; mejora de términos contractuales para reducir costos y desarrollo de un modelo de negocio acorde con las características de Chicontepec, involucrando a terceros, señalan documentos de Pemex.

Este mismo esquema podría utilizarse para impulsar una nueva fase de explotación en 202 campos maduros o marginales de los que podrían recuperarse 94 mil barriles diarios de petróleo y 162 millones de pies cúbicos de gas entre 2011 y 2025.

Viejos conocidos

En Chicontepec, proyecto también conocido como Aceite Terciario del Golfo, el costo de desarrollo de los campos es de 25.8 dólares por barril de petróleo crudo equivalente, mientras el costo de extracción este año es de 9.3 dólares por barril. Desde la óptica de Pemex la suma de los costos de extracción, más los costos de desarrollo muestra claramente que, a precios actuales (de 70 dólares por barril, en promedio) el proyecto es económicamente atractivo.

Para la explotación de Chicontepec los trabajos previos fueron encargados a trasnacionales con amplios antecedentes como proveedores de la paraestatal mexicana. Tan sólo la dupla Halliburton y Schlumberger destaca por ser la mayor contratista y provedora de Pemex.

Halliburton y Transocean recientemente fueron implicadas en el derrame de petróleo de un pozo en el Golfo de México, propiedad de British Petroleum. Hasta 2009 esta empresa había obtenido 160 contratos con Pemex por alrededor de 4 mil millones de dólares. Por su parte, Schlumberger en apenas seis años se ubicó como el principal contratista y proveedor de Pemex, al alcanzar 194 contratos por más de 60 mil 554.6 millones de pesos.

Las relaciones de la argentina Tecpetrol con Pemex son más recientes, pero ya en 2003 logró adjudicarse el bloque Misión, en la Cuenca de Burgos, la región donde se extrae la mayor cantidad de gas en México. La relación más estrecha de esta empresa sudamericana es con la Comisión Federal de Electricidad a través de Techint México, una más de las 100 empresas que opera el grupo.

El más reciente logro de Weatherford en Pemex fue el año pasado, cuando en marzo obtuvo un contrato valorado en más de 646 millones de dólares para perforar y terminar 500 pozos petroleros para Pemex. Tiene su sede en Tabasco, y es filial de la compañía texana Weatherford International, fabricante de equipos para exploraciones petroleras. Baker Hughes Inc es una compañía estadunidense de servicios en campos petroleros. El año pasado compró a su rival BJ Services Co por más de 5 millones de dólares.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: