Skip to content

¿Denigratorias y calumniantes?

abril 20, 2011

20 Abril, 2011 – 00:01

CREDITO:

Alberto Aguirre M.

El Economista, 20 de Abril de 2011

Tiempo de precampañas en Nayarit. El diputado federal con licencia, José Guadalupe Acosta Naranjo, aspirante a la candidatura de la coalición PAN-PRD, decide emplear su pauta publicitaria para mejores cosas que autopromocionarse.

El spot de televisión preparado por sus asesores sería calificado -aquí y en China- como propaganda negra. Dura apenas 30 segundos, en los que se ven una decena de imágenes que sacuden a los espectadores. Primero, aparece una iglesia donde están una mujer y dos pequeños; después, aparece una patrulla con las torretas encendidas y varias camionetas paradas. Luego, un comando de hombres encapuchados, la silueta de un colgado en un puente vehicular y finalmente, un lesionado (muerto, quizá) en un tiroteo.

Este collage de violencia rouge, elocuente, termina con una fotografía del gobernador priísta, Ney González, y del alcalde de Tepic con licencia y ahora precandidato del PRI a la gubernatura, Roberto Sandoval Castañeda.

Y mientras, un narrador -voz en off- enfatiza: “Teníamos un Nayarit tranquilo y lo convirtieron en esto. Las autoridades responsables no hicieron nada. ¡Ya basta!”.

La pantalla, a negros. Aparece Acosta Naranjo. Se lee una leyenda: “Precandidato a Gobernador, proceso de selección interna”. Y el expresidente nacional del PRD mirando de frente a la cámara, sentencia: “Ya basta, las palabras bonitas y huecas no han resuelto nada. Voy a detener la violencia y les voy a regresar la paz y la tranquilidad que tanto deseamos. Tengamos esperanza. Yo puedo”.

Sandoval Castañeda quiso frenar la difusión de este comercial y presentó una queja ante el Instituto Federal Electoral (IFE), pues contiene “imágenes y expresiones denigratorias y calumniosas” que afectan su figura.
¿Propaganda negra? Indudablemente. ¿Libertad de expresión? Puede ser…

Los perredistas parecen haber aprendido las lecciones de la contienda presidencial del 2006, cuando su candidato Andrés Manuel López Obrador fue acusado de ser “un peligro para México”, fue expuesto como un tipo hosco y perturbado mientras se le oía decir: “¡Cállate chachalaca!”.

Tal y como mandata el texto constitucional y estipula la reforma electoral del 2007, este tipo de marketing político simplemente debería estar proscrito. Aunque algunos especialistas en la materia -entre ellos Roy Campos Esquerra- sostienen que por más cambios a las reglas de la contienda, siempre existirá la propaganda negativa.

En sesión reciente de la Sala Superior del Tribunal Electoral se discuten estos asuntos y se formula una catarsis.

Los magistrados retoman el ritmo normal de trabajo, después de dos semanas de parálisis, originada por la queja del PAN en contra de la presidenta, María del Carmen Alanís. Al final, la moción que la hubiera obligado a excusarse de participar en la deliberación final de las acusaciones contra el gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, fue desechada por improcedente.

En la lista de temas a desahogar hay 18 casos, pero el más relevante está radicado en el expediente SUP-RAP-95/2011, tramitado por el aún precandidato del PRI a la gubernatura de Nayarit para impugnar un acuerdo de la Comisión de Quejas y Denuncias del IFE.

Para el magistrado ponente, Constancio Carrasco Daza, “no es posible desprender un vínculo negativo entre las imágenes y expresiones del spot y el precandidato priísta” y, por ende, las injurias que afirma haber recibido, simplemente no ocurrieron.

Al margen de esta valoración, esgrime: “Los límites permisibles de la crítica deben ser más amplios, desde luego, cuando ésta se refiere a las personas que, por dedicarse a actividades políticas y públicas, están expuestas a un más riguroso control de sus actividades, actitudes y manifestaciones, que si se tratase de particulares sin proyección pública”.

Y refiere un antecedente: la resolución al juicio de revisión constitucional 271/2007, en la que se permitió propaganda negativa en contra del entonces candidato del PRI a la gubernatura, Jorge Hank Rhon, a la sazón exalcalde de Tijuana.

“Las expresiones relativas a servidores públicos o de otras personas que ejercen funciones de carácter público deben gozar de un margen de apertura, a un debate más amplio en torno de asuntos de interés público o de interés general, lo cual es fundamental en una sociedad democrática”, resolvieron aquella vez los magistrados electorales.

En la discusión de este asunto, la Magistrada Presidenta del TEPJF recordó que también en el 2007 se dio trámite a una queja presentada por el PAN contra un spot elaborado por el PRI en el que se mostraban imágenes de la violencia que entonces se vivía en Reynosa, Tamaulipas.

¿Es válido que los partidos políticos hagan apología de la violencia? Ése no era el tema de la queja interpuesta por el aspirante priísta a la gubernatura de Nayarit, sino que lo calumniaran, al igual que al gobernador González Sánchez.

“A mí no me gustaría ver en las pantallas, en los promocionales este tipo de imágenes. Celebro el debate, el debate fuerte, el cuestionamiento de si se ha resuelto o no un tema de inseguridad, creo que eso es lo que esperamos los mexicanos, cuestionamiento y propuesta en el debate político, pero de ahí a que necesariamente tengan que utilizarse este tipo de imágenes en la propaganda sería otra cuestión, sentenció Alanís.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: