Skip to content

El estrés oxidativo, fatal para pacientes con cáncer o diabetes

mayo 5, 2011

  • Presentan resultados de estudio sobre el impacto de ese proceso, realizado en el Hospital General
  • El problema surge cuando aparecen radicales libres en exceso, pues atacan la membrana de las células, las que envejecen en forma prematura
  • El tabaco, la contaminación, factores de riesgo

Ángeles Cruz Martínez

Periódico La Jornada
Jueves 5 de mayo de 2011, p. 2

El envejecimiento es un proceso natural e inevitable, aunque se acelera a causa de la deficiencia de vitaminas y minerales, lo que a su vez ocasiona el deterioro celular. En presencia de enfermedades crónicas, como diabetes y cáncer, tal carencia explica el desarrollo de complicaciones (ceguera, amputaciones) y la afectación en la calidad de vida.

Estas son algunas de las conclusiones a las que han llegado investigadores que en los pasados 10 años se dedicaron a indagar sobre el impacto del llamado estrés oxidativo (cuando el nivel de degeneración y muerte celular –oxidación– supera la capacidad del organismo para contrarrestarlas).

Vanessa Fuchs Tarlovsky, investigadora del servicio de Oncología del Hospital General de México, explicó que al consumir oxígeno, las células generan un proceso de combustión que desata una serie de residuos conocidos como radicales libres. A este proceso natural se le conoce como oxidación y ocurre todo el tiempo.

El problema surge cuando aparecen radicales libres en exceso, pues atacan la membrana de las células, a las que debilitan y envejecen en forma prematura. Este fenómeno se presenta por la exposición al tabaco, la contaminación, la radiación e incluso a causa del estrés de la vida cotidiana.

Los radicales libres que se producen de más se pueden contrarrestar con antioxidantes que se encuentran en las vitaminas A, C, E y minerales como el selenio y el zinc, entre otros, que están contenidos en frutas y verduras, principalmente. De ahí la importancia del consumo de este tipo de alimentos, subrayó.

La especialista dio una conferencia para explicar la importancia de que las personas lleven una alimentación adecuada, pues diversas investigaciones ya han demostrado que el estrés oxidativo es un factor de riesgo que propicia el desarrollo de diversas enfermedades, como el cáncer cérvico uterino, la ateroesclerosis, las cataratas y los cuadros inflamatorios crónicos.

En relación con el tumor del cuello de matriz, dijo que si bien es cierto que la falta de acceso a servicios de salud y pruebas clínicas preventivas del padecimiento favorecen su desarrollo entre mujeres de bajos ingresos que viven en zonas rurales; también las deficiencias anteriores por mala alimentación condicionan su aparición.

La investigadora comentó, asimismo, los resultados del trabajo que durante cuatro años se realizó en el Hospital General de México sobre este tema. En el estudio participaron 102 mujeres con diagnóstico reciente de cáncer cérvico uterino, a las que se les prescribió un tratamiento de radio y quimioterapia de manera simultánea. La mitad de las pacientes tomó, además, un vitamínico. Luego de algunas semanas se encontró que las pacientes reportaron una mejor calidad de vida con respecto a quienes no tomaron la tableta.

Mejoras en el tratamiento

Fuchs indicó que la hemoglobina de las mujeres que recibieron la pastilla se ubicó en niveles normales, lo que les ayudó a llevar mejor el tratamiento de radioterapia. Reconoció, sin embargo, que la ingesta de suplementos vitamínicos debe ser decidida por los médicos, de acuerdo con el tipo de cáncer que se trate y con el tratamiento clínico indicado al paciente.

Lo anterior, porque aún existe la controversia entre los investigadores que se oponen a la prescripción de suplementos alimenticios por el riesgo de que con ello se favorezca el crecimiento del tumor, y quienes como la doctora Fuchs, señalan que en neoplasias como la de cérvix, las mujeres se benefician con la terapia para mejorar sus niveles de nutrición.

En el caso de los individuos con diabetes, señaló que generalmente tienen una mala alimentación, por lo que sus organismos no reciben el aporte de vitaminas y minerales que les ayuden a evitar el deterioro celular y las complicaciones comunes de la alteración metabólica, como son la ceguera y la amputación de extremidades.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: