Skip to content

Nadie se salvó de la caída de su ingreso, entre 2008 y 2010: Inegi

julio 16, 2011

  • Periodo de la peor crisis económica internacional de los últimos 70 años, indica
  • De 2006 a 2008 el número de personas en pobreza pasó de 44.7 a 50.6 millones, precisa
  • Bruno Ferrari lamentó que la percepción de los mexicanos esté muy alejada de la realidad

Israel Rodríguez J.

Periódico La Jornada

Sábado 16 de julio de 2011, p. 24

Entre 2008 y 2010 no hubo hogar en el país que no padeciera un desplome en sus ingresos, periodo en el que se presentó la peor crisis económica internacional de los últimos 70 años y que también afectó a México. El ingreso promedio de los hogares se desplomó 12.3 por ciento en ese periodo, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2010, sondeo que se realiza cada dos años, la población más rica fue la que sufrió la mayor reducción de sus ingresos en los últimos dos años, pero porcentualmente los hogares más pobres fueron los más golpeados.

El gasto de los hogares también observó una disminución, al pasar de 31 mil 809 a 30 mil 596 pesos, de 2008 a 2010, una baja de 3.8 por ciento.

La economía mexicana registró en 2009 una caída histórica de 6.1 por ciento, en medio de la crisis financiera detonada en Estados Unidos, y se recuperó parcialmente en 2010, para concluir con un crecimiento de 5.4 por ciento.

El Inegi reveló que 10 por ciento de la población más rica fue la que tuvo la mayor caída en sus ingresos entre 2008 y 2010, con una baja de 17.8 por ciento. En tanto, 10 por ciento de los hogares más pobres tuvo una baja en sus ingresos de 7.6 por ciento.

Los hogares más ricos percibían trimestralmente, en 2008, 144 mil 65 pesos y cayeron a 118 mil 428 pesos en 2010. Mientras que los más pobres percibían un promedio trimestral de 6 mil 668 pesos en 2008 y durante el año pasado bajaron a 6 mil 163 pesos.

Especialistas consideraron que pese a que los más pobres tuvieron porcentualmente una reducción menor de ingresos respecto a los más ricos, es notorio que hayan sido los más golpeados por no contar con mecanismos para compensar la pérdida de ingresos.

La encuesta reflejó que 30 por ciento de los hogares concentraron 62.2 por ciento de los ingresos totales, mientras que el 70 restante sólo el 37.8 por ciento. Actualmente hay 29 millones de hogares en México, integrados por 112.6 millones de personas.

Un dato revelador de los enormes contrastes en cuanto al gasto indicó que 10 por ciento de los hogares con menores ingresos dedicó 49.9 por ciento a la compra de alimentos, bebidas y tabaco, porcentaje que baja al 22.9 por ciento en comparación con la porción de hogares más ricos.

Los más pobres dedican a educación y ocio el 5.4 por ciento de sus ingresos, muy por debajo de 19.5 por ciento que dedicaron a ese rubro los más ricos.

Los últimos datos oficiales precisan que entre 2006 y 2008 el número de personas en pobreza pasó de 44.7 millones a 50.6 millones.

Paradógicamente, en ese periodo el magnate Carlos Slim, quien según los cálculos de la revista Forbes posee una fortuna de al menos 74 mil millones de dólares, fue cuando consolidó su fortuna.

En su reporte, el Inegi precisó que los rubros a los que los hogares destinan mayor porcentaje de gasto son alimentos, bebidas y tabaco, con 33.4 por ciento; transporte y comunicación, 17.2, y educación y esparcimiento, 13.6 por ciento.

El sondeo del Inegi, que divide a los hogares del país en deciles (niveles) de acuerdo con su ingreso en pesos, detalla que la población de ingresos medios y altos fue la más afectada por la crisis económica.

Así, las familias mexicanas, sobre todo las más pobres, han sido afectadas por dos fenómenos: el alza y crisis internacionales en alimentos, y la crisis financiera detonada por instituciones financieras de Estados Unidos en 2008.

En términos reales, la caída del ingreso corriente total trimestral de los hogares cayó en total 12.3 por ciento.

De 112 millones 600 mil 583 personas, 51.2 por ciento son mujeres y 48.8 por ciento, hombres.

La mayoría de la población tiene entre 12 y 29 años (31.9 por ciento), seguidos por los de 30 a 49 años (26.3 ), los de 0 a 11 años (22.9 ) y los de más de cincuenta años (18.8 por ciento).

Cada hogar mexicano lo formaron en promedio 3. 9 personas en 2010, por debajo de los 4 integrantes que había hace dos años, y el jefe del mismo tiene una edad promedio de 48.3 años, por encima de los 48.2 años que se registraron en 2008. El número promedio de perceptores de ingresos por hogar se ubicó en 2.3 personas.

Por otra parte, la agencia Notimex reporta desde Cancún que el secretario de Economía, Bruno Ferrari, dijo que los mexicanos deben sentirse orgullosos de haber logrado la estabilización económica tras la más reciente crisis financiera internacional. Lamentó, sin embargo, que la percepción entre los mexicanos esté muy alejada de la realidad.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: