Skip to content

Dejen de consentir a millonarios, dice Buffett a políticos de EU

agosto 17, 2011

  • Plantea aumentar impuestos a megarricos, pues pagan 15% y los empleados hasta 36%
  • Los legisladores de Washington nos protegen como si fuéramos especies en peligro, ironiza
  • Mientras pobres y clase media luchan en Afganistán, los ricos gozan de exenciones fiscales
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 16 de agosto de 2011, p. 24

Nueva York, 15 de agosto. Cuando uno de los hombres más ricos del país declara que Washington debería dejar de consentir tanto a los millonarios, y que los ricos deben contribuir mucho más a las arcas del tesoro público, es momento de sospechar si se trata de una gran broma o si de verdad el mundo está al revés.

Pero no es broma y el mundo sí está al revés. Warren Buffett, el segundo entre los más ricos del país en la lista de Forbes (fortuna personal: 45 mil millones de dólares), escribió hoy un artículo en The New York Times titulado Dejen de mimar a los súper ricos, donde afirma: Mientras los pobres y la clase media combaten por nosotros en Afganistán, y mientras la mayoría de estadunidenses luchan para pagar sus cuentas, nosotros los megarricos continuamos obteniendo extraordinarias exenciones fiscales.

Explica que algunos de nosotros, que ganan miles de millones con sus labores cotidianas manejando inversiones, logran clasificar sus ingresos de manera que sólo pagan una tasa de impuestos de 15 por ciento. “Éstas y otras bendiciones nos son brindadas por legisladores en Washington, que se sienten obligados a protegernos como si fuéramos… especies en peligro. Es bonito tener amigos en lugares altos”.

En estos tiempos de crisis, indica Buffett, “nuestros líderes han pedido un ‘sacrificio compartido’ (entre los estadunidenses). Pero cuando hicieron esa solicitud, me exceptuaron. Indagué con mis amigos megarricos para ver qué dolor esperaban. Pero ellos tampoco fueron tocados”.

En su artículo, Buffett revela que el año pasado pagó en impuestos federales 6 millones 938 mil 744 dólares, y que aunque eso parece ser mucho dinero, en verdad sólo fue 17.4 por ciento de sus ingresos sujetos a impuestos: menos que todos en su oficina, que pagaron en promedio 36 por ciento en impuestos. Si ganas dinero con dinero, como hacen algunos de mis amigos súper ricos, tu porcentaje podría ser un poco menor que el mío. Pero si ganas dinero de un empleo, tu porcentaje seguramente excederá al mío, muy probablemente por mucho.

Los megarricos, explica, pagan impuestos sobre la renta con una tasa de 15 por ciento, mientras para la clase media muchos pagan por lo menos 25 por ciento. Recuerda que en los ochenta y noventa las tasas de impuestos para los ricos eran mucho más altas.

En 1992, informó, los 400 estadunidenses con mayores percepciones tuvieron un ingreso agregado de 16.9 mil millones de dólares y pagaron impuestos federales de 29.2 por ciento sobre ese total. En comparación, en 2008 el ingreso agregado de los 400 más ricos llegó a 90.9 mil millones de dólares, pero la tasa de impuestos sólo fue de 21.5 por ciento.

Muchos de los megarricos, argumenta Buffett, son personas decentes que aman a su país, y muchos no estarían en contra de pagar más impuestos, mientras tantos de sus paisanos sufren en esta crisis”, y propone elevar, y por mucho, los impuestos sobre los megarricos.

Concluye: Mis amigos y yo hemos sido suficientemente consentidos por un Congreso amistoso con los multimillonarios. Es momento de que nuestro gobierno tome en serio eso del sacrificio compartido.

No es la primera vez que Buffett critica las políticas del gobierno y por ser quien es, sus pronunciamientos son escuchados a nivel nacional. Fue Buffett quien durante la presidencia de George W. Bush criticó las políticas que ayudaron a generar la mayor desigualdad económica en este país desde 1928.

Fue antes de estallar esta crisis, en 2006, cuando el nivel de desempleo aún era bajo pero se inflaba el déficit (cuando Bush redujo impuestos a los ricos e incrementó el gasto en dos guerras) y cualquiera que proponía elevar impuestos era acusado por los republicanos de fomentar la guerra de clases. Al respecto, Buffett comentó, con desprecio: por supuesto que hay guerra de clases. Pero es mi clase, la clase rica, la que está librando la guerra, y vamos ganando.

El famoso inversionista financiero, quien reside en Omaha, Nebraska, ha sido demócrata toda la vida. Su último artículo en el New York Times fue a finales del gobierno de Bush, cuando felicitó al presidente republicano por su rescate financiero de Wall Street, insistiendo en que fue una acción correcta del gobierno, contraria a la fe en el mercado libre de los republicanos hasta ese momento.

Buffett también fundó, junto con el hombre más rico del país, Bill Gates, una iniciativa que se llama Giving Pledge, donde familias ricas se comprometen públicamente a donar la mayoría de su riqueza a la filantropía. Hasta la fecha (se lanzó en 2010) la lista cuenta con casi 70 familias famosas y algunas desconocidas. La iniciativa invita a los más ricos del país a comprometerse a dar más de la mitad de su fortuna a causas filantrópicas para enfrentar los problemas más urgentes de la sociedad. (Mayor información: www.givingpledge.org).

El legendario y famoso inversionista es presidente y ejecutivo en jefe de su conglomerado Berkshire Hathaway.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: