Skip to content

Llegan ‘Los señores del narco’

octubre 7, 2011

El Porvenir / Guillermo Jaramillo Torres, Viernes, 07 de Octubre de 2011

Cuando se tiene entre las manos el último trabajo editorial de la periodista Anabel Hernández, “Los señores del narco” se puede pensar que se está acariciando un monstruo

Monterrey, NL.- Cuando se tiene entre las manos el último trabajo editorial de la periodista Anabel Hernández, “Los señores del narco”, recientemente editado por Grijalbo, se puede pensar que se está acariciando un monstruo.

Este calificativo depende del cristal con que se mira, un monstruo por sus dimensiones físicas, casi 600 hojas, y un monstruo de pesadilla para todos aquellos que se ven implicados entre sus páginas.

Esta maravillosa abominación del periodismo llegará a la ciudad dentro de la XXI Feria Internacional del Libro Monterrey para presentarse este domingo 9 de octubre.

La vida laboral en México es cansada. Si se tiene suerte, el día de descanso será ocupado por actividades de esparcimiento al aire libre, dormir algunas horas extras, hacer ejercicio o reunirse con amistades.

Pero los últimos cinco años en la vida laboral de Anabel Hernández no han conocido los ratos libres separados de la investigación.

“Este libro es el resultado de cinco años y medio de investigación periodística, en donde además de dedicarle el tiempo en horas de trabajo requirió mucho de mi tiempo libre, el tiempo de mi familia para poder entender todas esas entrañas del narcotráfico en México”, señala vía telefónica la periodista.

Entre los principales capos del narcotráfico en la historia del país se encuentra Amado Carillo Fuentes, mejor conocido como “El Señor de los Cielos”.

Como una analogía al tema del vuelo, Hernández responde que en este acto fue más peligroso el aterrizaje que el despegue, pues una vez que le tocó transcribir la información recabada se dio cuenta de lo serio y espinoso del asunto.

“Lo más difícil fue el final cuando ya tenía todo el material para empezar a redactar.

Fue cuando entendí quienes son los principales cómplices del narco en México, hombres de negocio, funcionarios, ex presidentes.

Lo más duro fue el aterrizaje, darme cuenta hasta dónde había llegado la investigación”, indica la investigadora.

Hernández narra que fue un proceso realmente difícil, pero siempre buscó que los movimientos fueran sigilosos, como el caso de una de sus fuentes, un ex funcionario preso en el penal de Puente Grande, acusado de la fuga de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera.

En todo momento trató de proteger a sus fuentes. Y así, poco a poco fue enlazándose de una fuente a otra cada vez más ligada a los principales actores del crimen organizado.

Hernández responde que ser periodista la hizo mejor persona, y aun ante el acecho de la muerte, algunas de sus fuentes han sido desaparecidas o ejecutadas, el haber estudiado periodismo es para Anabel una bendición.

Aun y que su intención siempre fue ayudar a la gente a entender de qué está hecho el problema, Hernández no negó tener miedo a perder al país en manos de los criminales.

“Y no tener el valor de hacer algo. Eso me da más miedo que cualquier otra cosa, no pienso tanto en el momento, sino que pienso en el futuro de nuestros hijos.

Lo que más me da miedo es quedarme paralizada y ver cómo este país se va quebrando”, comenta.

Hernández tiene la esperanza de que los lectores que atiendan “Los señores del narco”, puedan entender que no deben paralizarse ante el miedo, que conozcan a los demás actores de esta tragicomedia, los políticos, los empresarios.

Señaló que estos señores de la droga son gente muy primitiva que cuentan con un único poder, el dinero y el lavado del mismo.

De esta manera, Hernández pide al ciudadano común que haga valer sus derechos ante las autoridades.

El libro que muestra en portada el rostro en actitud retraída de “El Chapo” Guzmán abre con una anécdota vivida por Hernández en el llamado “Triángulo Dorado”, lugar de nacimiento de Guzmán Loera.

Por medio de la UNICEF, la periodista se enteró de la explotación infantil cometida en esa zona.

Los niños abandonan la escuela en segundo o tercer grado de primaria, parecido a una calca de la infancia de “El Chapo”, para ingresar junto a sus padres a sembrar mariguana.

Si los niños son el futuro de México, una gran nube negra se estacionará sobre el país durante los próximos años, pues esos infantes que habitan el “Triángulo Dorado” no sueñan con ser abogados, escritores o doctores, sino con ser narcotraficantes.

“Hay una gran hipocresía por parte del gobierno que han olvidado estas tierras. Mientras sacan tanques y soldados a las calles en su llamada guerra antidrogas, la gente vive enclavada en la sierra sin ninguna otra posibilidad en la vida que dedicarse como sus padres a la siembra de amapola y mariguana”, comenta.

Señala que el gobierno no ha establecido un programa educativo en esta zona, ni un programa de sustitución de cultivos.

Hernández considera que estas personas son gente sin cultura, el más débil eslabón de una cadena millonaria como es la venta de drogas.

“Habría que decir que esos niños un día fueron “El Mayo” Zambada, unos Beltrán Leyva, un “Chapo” Guzmán”, subraya.

Contrario a una visión pesimista del presente, cuando cuestionamos a Hernández acerca de qué significa para ella la patria, contesta que es ese lugar donde cada ciudadano se desarrolla, hace su vida cotidiana, donde crecen sus sueños.

“Es nuestra, no es de los narcos, ni del gobierno. La patria es nuestra, de cada uno de nosotros y debemos defenderla. Cada uno de nosotros hacemos la patria. Nuestra obligación es defenderla exigiendo una cultura de legalidad, exigiendo que el crimen organizado se detenga”, indica.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: